Saturday, September 23, 2006

Particular subvencionado: Remuneración

¿Tienen derecho a gratificación los docentes que se desempeñan en un establecimiento particular subvencionado?
De conformidad con lo dispuesto en el artículo 47 del Código del Trabajo, los empleadores que obtienen utilidades líquidas en su giro tienen la obligación de gratificar anualmente a sus trabajadores en proporción no inferior al 30% de dichas utilidades. La obligación de gratificar a los trabajadores existe cuando se reúnen los siguientes requisitos: a) que se trate de establecimiento, ya sea mineros, industriales, comerciales o agrícolas o cualesquiera otro, o de cooperativas; b) que estos establecimientos o empresas persigan fines de lucro, salvo las cooperativas; c) que estén obligados a llevar libros de contabilidad, y d) que obtengan utilidades líquidas en su giro, en el período anual respectivo. Ahora bien, respecto de los establecimientos particulares subvencionados, la doctrina de la Dirección del Trabajo contenida en dictamen 8456/195 de 20.11.90, ha establecido que dándose los requisitos antes señalados corresponde que paguen gratificación a su personal. Es del caso indicar que respecto del requisito del lucro, tal dictamen ha señalado que el monto de la subvención como los beneficios pecuniarios que provienen de la actividad que desarrollan, ingresan al patrimonio individual del sostenedor o dueño del respectivo establecimiento, en caso de ser éste persona natural, o del de cada uno de los asociados, en el evento de que este sea una sociedad, esto es, una persona jurídica que por esencia persigue una finalidad de lucro o beneficio directo de las personas naturales que la componen. Distinta es la situación si el sostenedor o dueño del establecimiento educacional fuera una corporación o fundación, entidades éstas que, a diferencia de las anteriores, no tienen por objeto el lucro.


¿Cuál es el valor de la hora cronológica?

El valor de la hora cronológica para el personal docente ha sido fijado por la ley 19.993, publicada en el Diario Oficial el 12.02.2004, en $ 6.809 mensuales para la enseñanza pre-básica, básica y especial y en $ 7.166 para la enseñanza científica humanista y técnico-profesional a partir 01 de febrero de 2004, de $ 7081 mensuales y de $ 7.453 mensuales, respectivamente, desde el 1° de febrero de 2005 y de $ 7400 mensuales y de $ 7.778 mensuales, respectivamente, desde el 1° de febrero de 2006.


¿Cómo se descuenta el día de ausencia al docente cuya jornada laboral está distribuida con un número de horas distinto en cada día?

La jurisprudencia de la Dirección del Trabajo, contenida en dictamen 4811/0224 de 17.12.2001, ha señalado que tratándose de trabajadores afectos a una distribución de jornada que implique laborar un número distinto de horas en cada día hábil que comprende la jornada semanal, necesariamente el descuento de días no laborados debe determinarse en base a las horas no laboradas en dicho lapso, toda vez que el tiempo trabajado debe pagarse en correspondencia absoluta con la remuneración convenida. De esta forma, para determinar el valor que procede descontar a un profesional de la educación remunerado mensualmente y con una carga horaria diaria distinta deben descontarse las horas de trabajo que comprende el día de inasistencia y no el valor del día.


¿Cuáles son las remuneraciones a que tiene derecho un docente con contrato de reemplazo?

El artículo 70, inciso 5° del D.S. N° 453, de 1992, de Educación, reglamento de la ley 19.070, preceptúa que los docentes desempeñan un contrato de reemplazo cuando prestan servicios en un establecimiento para suplir a otro docente titular que no puede desempeñar su función cualquiera que sea la causa y mientras dure su ausencia. Por su parte, el artículo 35 de la ley 19.070 dispone que los profesionales de la educación tendrán derecho a una remuneración básica mínima nacional para cada nivel del sistema educativo, en conformidad a las normas que establezca la ley, a las asignaciones que se fijan en el Estatuto Docente, y sin perjuicio de las que se contemplen en otras leyes. De lo señalado anteriormente se desprende que el docente con contrato de reemplazo tiene derecho a todas las remuneraciones que se establecen para los docentes titulares y contratados, en la medida que cumpla con las exigencias que la referida ley establece para su pago. De esta forma, la remuneración que deberá pagársele al docente con contrato de reemplazo será aquella que convengan las partes en relación a la jornada pactada teniéndose presente que no podrá pagarse una Remuneración Básica Mínima Nacional inferior a la fijada por ley proporcionalmente calculada en relación a una jornada completa.

¿Qué remuneraciones puede percibir un docente que presta servicios en un establecimiento particular subvencionado?

El personal docente dependiente de un establecimiento particular subvencionado, estará afecto, además de la Remuneración Básica Mínima Nacional, a los beneficios de la Remuneración Total Mínima, a la Unidad de Mejoramiento Profesional (UMP), a la Bonificación Proporcional, a la Planilla Complementaria, al Bono Extraordinario, a la Bonificación de Excelencia, al Incentivo Remuneracional Especial, a la Asignación por Desempeño en Condiciones Difíciles y la Asignación de Zona, todos ellos según corresponda. De esta forma, como la ley asegura a los profesionales de la educación una Remuneración Total Mínima que se fija por ley, para una jornada laboral de 44 horas semanales, el empleador no puede pagar menos de dicha cantidad por tal jornada, total mínimo que puede completarse con los siguientes conceptos: Remuneración Básica Mínima Nacional, Unidad de Mejoramiento Profesional, Bonificación Proporcional, y Planilla Complementaria. De esta manera, correspondería que se desglose en el comprobante de pago la actual remuneración, indicándose en el documento lo que se paga por remuneración básica mínima nacional, UMP, y bonificación proporcional. Si con ellos no se completara el referido total mínimo deberá incluirse el pago de la Planilla Complementaria. En el evento de que la remuneración actual sea mayor a la referida total mínima, el excedente deberá indicarse en el comprobante con una denominación especial como, por ejemplo, bonificación profesional, o aumentar el valor de la hora cronológica.

¿Cómo se calcula el valor de la hora extraordinaria?

Previo a determinar los estipendios que deben considerarse para el cálculo del valor de la hora extraordinaria del personal docente que presta servicios en los establecimientos particulares subvencionados, debe señalarse que de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 78 de la ley 19.070, que aprobó el Estatuto Docente, los profesionales de la educación que se desempeñan en el sector particular se rigen por las normas del Estatuto Docente y, supletoriamente por las del Código del Trabajo y sus leyes complementarias. Ahora bien, atendido que el Estatuto Docente no contempla disposición legal alguna que consigne la forma como deben calcularse las horas extraordinarias que labore un docente, se hace necesario recurrir a las normas que supletoriamente rigen al respecto, contenidas en el Código del Trabajo, en especial el inciso 3° del artículo 32, que al efecto dispone: "Las horas extraordinarias se pagarán con un recargo del cincuenta por ciento sobre el sueldo convenido para la jornada ordinaria y deberán liquidarse y pagarse conjuntamente con las remuneraciones ordinarias del respectivo período". De esta manera, todo pago que efectúe el empleador al profesional de la educación que reúna las características de sueldo, esto es, que sea fijo, en dinero, pagado por períodos iguales determinados en el contrato y responda a una prestación de servicios, debe ser considerado para determinar el valor de la hora extraordinaria. Precisado lo anterior, cabe entrar a determinar qué conceptos remuneratorios que habitualmente perciben los docentes reúnen las características de sueldo. Al respecto, dable es señalar que la normativa del Estatuto Docente contempla para los profesionales de la educación que laboran en los establecimientos educacionales particulares subvencionados por el D.F.L.N° 2, de Educación, de 1996, el derecho a percibir, si concurren los requisitos que en cada caso se prevén, los siguientes estipendios: Remuneración Total Mínima; Remuneración Básica Mínima Nacional; Bonificación Proporcional; Planilla Complementaria; Bono Extraordinario; Asignación por desempeño en condiciones difíciles; Bonificación Mensual (UMP); Bono de Excelencia; Incentivo Remuneracional Especial; Asignación de Zona; Bonificación Especial para Profesores de Escuelas Rurales, las asignaciones de Excelencia Pedagógica y de la Red de Maestros. Ahora bien, si se analizan cada uno de los beneficios que se mencionan precedentemente que eventualmente pudiera estar percibiendo un docente, se puede concluir que reúnen los requisitos de sueldo sólo los siguientes conceptos: Remuneración Básica Mínima Nacional (artículo 83 y 5 transitorio de la ley 19.070); Bonificación Mensual (UMP) (artículo 85 de la ley 19.070); Asignación por Desempeño en Condiciones Difíciles (artículo 50 y 84 de la ley 19.070) y la Asignación de Zona (artículo 5° transitorio de la ley 19.070; artículo 11 del D.F.L..N° 2, de 1996, de Educación, y artículo 7 del D.L.N° 249, de 1973). De esta manera, el empleador debería sumar los valores que pague al docente por tales conceptos para determinar el valor de la hora extraordinaria.

¿Quiénes tienen derecho a la asignación de desempeño en condiciones difíciles?

La asignación por desempeño en condiciones difíciles es una asignación especial a que tienen derecho los docentes que se desempeñan en establecimientos educacionales calificados como de desempeño difícil por razones de ubicación geográfica, marginalidad, extrema pobreza u otras características análogas. El beneficio en cuestión corresponde a un porcentaje de hasta un 30% de la Remuneración Básica Mínima Nacional, a cada docente siendo los factores a considerar para determinar dicho monto, el aislamiento geográfico, ruralidad efectiva, especial menoscabo o particular condición del tipo de población atendida, dificultades de acceso o inseguridad en el medio urbano, alumnos o comunidades bilingües o biculturales. Finalmente, cabe señalar que toda vez que el beneficio es un porcentaje de hasta un 30% de la señalada remuneración, la práctica de dividir la subvención percibida por el total de horas de los docentes, no haría incurrir en ilegalidad si lo que en definitiva se paga al docente no supera el tope legal, esto es, el 30% de la Remuneración Básica Mínima Nacional.

1 Comments:

Blogger Alejandro Rojo Cortés said...

Claudio me podrias ayudar?? Pedí permiso para capacitarme fuera del pais.... durante tres semanas...de ellas la primera semana me la acaban de descontar completa incluyendo sabado y domingo... después me van a descontar las semanas que a todos los demas les dieron de vacaciones de invierno...corresponde el descuento por semana corrida??

7:45 PM  

Post a Comment

<< Home